EL CAMERAMAN EN EL BAFICI


el

 

Hoy jueves 3 de abril a las 20 en el Anfiteatro de Parque Centenario (Leopoldo Marechal y Angel Gallardo) se proyecta “El cameraman”, de Edward Sedgwick en el marco del 16° BAFICI.

Sinopsis: Un joven fotógrafo callejero desea convertirse en miembro del equipo de los noticieros cinematográficos. Compra una cámara de cine y, gracias a la amistad de la secretaria del estudio, tiene una oportunidad única con una gran primicia.

Aunque Edward Sedgwick es el director de esta película, es indudable la presencia de Buster Keaton en todos los detalles de la realización, indeleblemente marcada por su talento.

Se proyectará con una banda sonora en vivo, a cargo de la Antigua Jazz Band.

Estados Unidos – USA, 1928

69’ / DM / B&N

Año tras año el BAFICI se consolida como uno de los Festivales de cine más destacados del mundo, con un importante reconocimiento y un lugar de privilegio en la agenda cinematográfica internacional. Este año, el Festival, que cuanta con la dirección artística de Marcelo Panozzo, estará focalizado en el cruce del cine y el deporte, entre otros. 

 

Anuncios

UN TAL JULIO EN EL CENTENARIO


juli

 

Hoy jueves 30 de enero de 2014 a las 20:30 en el Anfiteatro de Parque Centenario (Leopoldo Marechal y Lillo) se presenta Un Tal Julio.

Innovadora y cautivante propuesta en la que, como en tiempos del mítico Orfeo, música y poesía recuperan su fraternal unidad. Los artistas transmiten, mediante las inflexiones de la voz y la interpretación musical, el alto voltaje emocional de la palabra de uno de los más grandes escritores del siglo XX.

César Lerner, Marcelo Moguilevsky y Santiago Kovadloff vuelven a reunirse para explorar el universo poético de Julio Cortázar. Y no cabe duda de que Lerner y Moguilevsky han logrado inspirarse musicalmente en la obra del gran escritor argentino.

De igual modo y complementariamente, la diversidad de registros tonales que caracterizan la voz del autor de Rayuela, cobran vida en el relato y la lectura precisa y polifacética de Santiago Kovadloff. Sus intervenciones se enhebran naturalmente con la ofrenda musical de sus compañeros dando cuerpo a un espectáculo tan intenso como coherente que sabe celebrar, durante ciento veinte minutos inolvidables, el talento de uno de los mayores escritores de nuestra América.

 

SHÉDA EN PARQUE CENTENARIO


SHEDA -

 

El jueves 10, viernes 11 y sábado 12 de octubre a las 18:30 en el Anfiteatro de Parque Centenario (Leopoldo Marechal y Lillo) se presenta “Shéda” en el marco de FIBA.

Las entradas se retiran dos horas antes del comienzo del show.

Título Original Shéda

Director Dieudonné Niangouna

Países Congo Francia

Duración 270 min

En el desierto de tierra y rocas aparecen de la nada seres caídos. Estos seres vienen de otro lado, donde sin duda eran poderosos, inteligentes y estaban adaptados al mundo que los rodeaba. Quizá son ángeles caídos. Cualquiera sea el caso, se nos presentan como hombres y mujeres, a veces sombras humanas, que han venido a contar los ruidos del mundo, del miedo y de la soledad. Están allí para nombrar el pasado a fin de poder vivir el presente, para seguir existiendo sobre al aceptar su fragilidad, en este campo de batalla que es la vida. Monólogos, diálogos, alocuciones dirigidas al público: sus palabras llenan el espacio de esta cantera, amplificadas por la música y el canto. Aquí, la historia no es importante como tal: lo fundamental es la fuerza de quien la cuenta. Porque para Dieudonné Niangouna las palabras devoran el mundo. Durante los últimos 11 años, el autor, actor y director congoleño ha estado elaborando “Shéda”. Mirando imágenes, comprendiendo situaciones, escuchando sonidos. Hoy, conjuga este flujo de imágenes y palabras, desplegándolas en un fresco metafórico tanto sobre la vida como la muerte, la violencia como el amor, la cordura como la locura, el estancamiento como la esperanza. Una fusión de palabras y pensamiento transmitida por un coro de 14 actores y músicos africanos y europeos, incluyendo al mismísimo Dieudonné Niangouna. Las figuras de “Shéda” se enfrentan, caen y vuelven a levantarse en búsqueda de agua, garantía de supervivencia en un mundo asolado por la sequía y la desolación. “Shéda” es también la totalidad de lo que constituye la vida: lo que conocemos por la experiencia y lo que no sabemos pero está en nosotros debido a nuestra propia historia, la de nuestros ancestros, la que supimos construir en sueños y libros.